Portada » Patrizia Gaell nos habla sobre su trayectoria como escritora.

Patrizia Gaell nos habla sobre su trayectoria como escritora.

¿Cuál fue la parte más desafiante de escribir una historia con dos líneas temporales paralelas?

Pienso que el mantener el equilibrio entre la historia ya narrada y la que se está narrando en ese momento. Deben ajustarse perfectamente los tiempos y los personajes, y a veces resulta un poco complicado. También los es el factor ambiental. En el caso de “Ihalma”  fue el viajar al Berlín de los ochenta, con el muro todavía levantado y  el país dividido en dos.

¿Cómo te acercaste a la investigación para escribir sobre ángeles y demonios en “Ihalma”?

En esta historia se utilizan muchas metáforas con los personajes que la componen.  Si es cierto que existen fábulas,  leyendas mitológicas y del folclore popular donde se habla de un demonio llamado Olivier, de los miles, los eligors y de todos estos personajes oscuros que se han utilizado para crear la trama de la novela. De igual modo, existen escritos en los que se habla del Arcángel Miguel, de los ángeles protectores y demás. Pero no debemos pararnos en algo tan simplificado como los ángeles y los demonios como entidades o sujetos, sino que debemos ver que hay tras esos personajes. Me refiero a esos demonios reales a los que constantemente tenemos que enfrentarnos en la vida diaria. Bien llámese miedo, soledad, frustración o melancolía, en el lado negativo; o bien conciencia, reflexión y amor en el  lado que nos guía y nos ayuda a enfrentarnos a esa oscuridad. Eso es básicamente  lo que se refleja en las luchas internas que uno de los personajes principales de esta novela manifiesta en un momento determinado. La investigación para escribir la novela en ese aspecto, no fue tan centrada en los seres mitológicos como lo fue en psique humana.

¿Cuál es tu personaje favorito en “Ihalma” y por qué?

Daniel es alguien muy especial para mí, en todos los sentidos. Es un personaje muy vivo, con una complejidad emocional increíble, una sensibilidad extrema y una riqueza como individuo asombrosa. Tiene una forma única de comprender, de sentir y de ver el mundo que le rodea, lo que le hace poseedor de una humanidad que muchos humanos como tal no tienen. De ser real, sería una de esas personas con las que deseas perderte tomando café y charlando hasta que el reloj deja de tener horas. Pero debo confesar que siento cierta debilidad por Jürgen. Esa sencillez e inocencia que le caracterizan y le hacen único. Un personaje sumamente inteligente y despreocupado que da las notas de humor a la historia cuando esta se vuelve sombría.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiere escribir una historia con elementos fantásticos y sobrenaturales?

No soy yo quien pueda dar consejos a nadie; ni sobre eso ni, sobre ninguna otra cosa. En tal caso recibirlos de aquellos que saben.

¿Cómo te sientes al haber publicado “Ihalma”?

Aliviada en cierta manera. Han sido muchos años de trabajo y la publicación de la novela ha sido el capítulo de cierre a un camino que no siempre ha sido fácil, ni agradable.

¿Hay algo que cambiarías en la historia si pudieras volver atrás?

Creo que es maravillosa tal y como está. Para mí es perfecta, pero una madre nunca ve los defectos de sus hijos.

¿Cómo te sientes al recibir críticas positivas de los lectores sobre “Ihalma”? ¿Hubo algún comentario que te sorprendió en particular?

Es muy gratificante saber que la historia que has decidió contar gusta a los lectores casi tanto como a ti. Que se emocionan, que sienten y vibran al igual que lo has hecho tú cuando la escribías. Es algo muy hermoso y especial, que personas desconocidas para ti te envíen mensajes diciendo que les ha encantado tu trabajo. Eso es algo que despierta una gran emoción interna y una inmensa gratitud hacia esas personas.

¿Has recibido algún mensaje o comentario de un lector que haya sido especialmente significativo para ti en relación a “Ihalma”?

Hubo una lectora que me confesó que no fue capaz de irse a dormir por la noche sin haber terminado de leer la novela porque era incapaz de conciliar el sueño pensando cual sería el desenlace final.  Otra me escribió diciendo que quería tatuarse la inscripción de “Ihalma” en su brazo; lo cual me dejó perpleja y muy emocionada al mismo tiempo. Uno de mis profes del gimnasio, que habla español pero no a un nivel como para poder leer una novela, me confesó que la había comprado y que la leía con el ordenador frente a él  para poder traducir aquellas partes que no entendía bien. Yo no supe que responder en aquel momento. Me pareció algo increíble… Y así muchas anécdotas, cada cual única y emocionante para mí como autora, que lo único que puedo expresar es gratitud. Una infinita gratitud.

¿Crees que “Ihalma” ha logrado conectar con un público más allá de los fanáticos del género fantástico? ¿Por qué crees que es así?

No lo sé realmente. No conozco los gustos literarios de las personas que me han confesado haberlo leído. Sé que muchos lo han hecho por curiosidad al saber que lo había escrito yo, otros por recomendación y otros porque simplemente les pareció interesante. Pero no puedo decir si son amantes de un género u otro.

¿Podrías contarnos un poco sobre los temas que elegiste para los artículos que publicaste en elescritor.es? ¿Por qué te interesaron?

Desde un principio tuve claro sobre qué tenía que escribir. Al ser Elescritor.es un periódico cuya esencia es el mundo literario es decir;  una forma de arte, la temática de mis artículos no podía distanciarse de  esa cualidad, por tanto debían tratar sobre alguna de las ramas que conforman el arte en general o sobre aquellos que las han representado. He tocado la ilustración con el genio Doré. La poesía con John McCrae. La fotografía con Stieglit, o la música en mi último artículo con el maestro Stradivari; por mencionar los más destacados. Son nombres de artistas sin igual, únicos en sus géneros. Irrepetible e inimitable es el arte de todos ellos. Ha sido para mí un placer poder escribir sobre estos ilustres y que este periódico los haya publicado.

Patrizia G. "Ihalma"
Patrizia Gaell – “Ihalma”

¿Has recibido algún tipo de respuesta por parte de los lectores en relación a los artículos que publicaste en elescritor.es?

He recibido algunos comentarios, hasta ahora positivos,  a través de las RR.SS. En especial uno que me llegó al alma por venir de alguien a quien yo admiro muchísimo. No lo esperaba, la verdad.

¿Puedes decirnos quién?

Mejor no. Ha sido a través de un mensaje privado y mejor lo dejamos así.

¿Crees que tu colaboración te ha ayudado a conectar con nuevos lectores?

Tal vez sí, y lo digo por los comentarios que mencionaba ahora. Han sido siempre positivos y halagadores, sobre todo me gustan aquellos que tildas mis artículos de «interesantes».

¿Podrías contarnos un poco sobre el nuevo proyecto en el que estás trabajando?

Es un proyecto muy ambicioso y a la vez muy especial para mí. Ambicioso porque necesita muchísimo trabajo previo. Llevo dos años recabando información, leyendo, estudiando, investigando e incluso viajando para poder hacer las localizaciones necesarias para poder llevarlo a cabo. Constará de dos novelas interrelacionadas entre sí, tanto en el tiempo como en las historias que en ellas se van a relatar. Una no será la continuación de la otra. No tienen nada que ver en ese aspecto, pero sí habrá apariciones puntuales de algunos personajes de la primera novela en la segunda, e incluso algún personaje de “Ihalma” que se dejará ver en un momento puntual de la historia.

Y es especial porque son dos proyectos maravillosos y sin igual. Me emociona muchísimo ser conocedora de la historia de estos nuevos personajes, y más al tener el deber de intentar pasarlas al papel para que otros puedan emocionarse con ellos al igual que lo hago yo.

¿De qué trata y cuál es tu enfoque creativo?

La primera de ellas parte de un niño perteneciente a una pequeña comunidad armenia ubicada en la Anatolia central en 1510, en pleno crecimiento del Imperio Otomano. La historia se irá desarrollando hasta finales de la Segunda Guerra Mundial.

La segunda de ellas comenzará la ciudad de Przemys’l en 1895, y su trama irá atravesando el paso del tiempo, incluyendo las dos grandes guerras, hasta llegar al Berlín del siglo XXI.

Ambos son viajes apasionantes, cargados de emoción y drama, donde la lucha no solo se enfoca en la supervivencia, sino que también en lo difícil que es poder mantenerse fiel a uno mismo en determinadas circunstancias.

¿Qué te ha llevado a embarcarte en este nuevo proyecto?

Sinceramente no tengo una respuesta concreta para eso. Se puede decir que un día sus personajes se presentaron ante mí queriendo contarme la historia de sus vidas, la cual yo escuché con agrado. La fascinación de su relato al terminar fue tal, que acabé enamorándome perdidamente de ellos y de sus increíbles historias.

Tanto es así que se ha convertido en una dulce obsesión anclada en mi cabeza, hasta que pueda trasladarla desde mi imaginario a una hoja de papel.

¿Hay algo en particular que te esté inspirando o motivando en este momento?

Lo que más me inspira y motiva al mismo tiempo, aunque parezca de locos, es una necesidad intrínseca de dotarlos de una vida que vaya más allá de mi imaginación.  Son unos personajes tan increíbles con unas historias tan fascinantes, que siento el deber y la obligación de darles una vida real. Y eso solo se puede hacer a través del papel y las palabras.  

Patrizia G. "Ihalma"
Patrizia Gaell – “Ihalma”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba